jueves, 20 de abril de 2017

COLMENILLAS (MOCHELLA)

 140 mm     1/640 seg.     f/7.1     ISO-320
 140 mm     1/640 seg.     f/7.1     ISO-320
 75 mm     1/800 seg.     f/7.1     ISO-800
 140 mm     1/800 seg.     f/7.1      ISO-800   
85 mm     1/640 seg.     f/7.1     ISO-800

Hola a todos de nuevo, ya han pasado las festividades de Semana Santa, y volvemos a la rutina, y a las publicaciones de mí blog. Hoy quiero enseñaros este pequeño "tesoro" que apareció hace unos días en mí caseta. Se trata de unas setas, de forma más que curiosa, llamadas Mochella, popularmente conocidas como Colmenillas. Después de consultar por internet, si eran comestibles, descubrimos que eran un manjar, lo único que se debía tener mucho cuidado con ellas, ya que en crudo son tóxicas y se han de preparar con mucha mimo y precaución. Como no soy nada experto en el tema de las setas, os pongo información extraída de la página "setamania.com", donde explica curiosidades de esta curiosa seta:

"Las colmenillas son uno de los tesoros por los que merece la pena esperar doce meses para degustarla.
Su suave sabor y su cartilaginoso tacto hacen de ella un bocado especial muy buscado por exigentes comensales. Dicen que es una prima lejana de la trufa y al igual que ella es bastante difícil de encontrar. Como anécdota, podemos citar que el Papa Bonifacio VIII llegó a promulgar un edicto de excomunión para todos aquellos que la recogiesen en los terrenos del Vaticano en los que crecen en prados, alamedas y torrentes , además de bosques anteriormente asolados por el fuego.
No deja de ser bastante curioso que la gran mayoría de los restaurantes las ofrezcan a sus clientes recogiendo testimonio del recetario francés. De esta manera realzan su textura y postergan su sabor con elementos que con frecuencia enmascaran la timidez sápida de la morilla. Su hueca morfología (que permite rellenarla) y la óptima elección de los ingredientes son los mejores aliados para que los cocineros le saquen partido.

Por su forma y estructura las colmenillas son únicas. En su forma porque tiene un aspecto de panal piramidal, de misteriosa apariencia y curvas sinuosas, les concede unas características y presencia nada parecidas a cualquier otra seta. Y en su estructura porque son muchos los cocineros y los paladares más exigentes que hablan maravillas de ella, así que en el fondo, algo tendrá para cautivar tan buenas impresiones. Otro detalle importante, es muy cara, así que se juntan dos factores, apreciada y escasa, una combinación perfecta para que se eleve su precio.
Las colmenillas como hemos comentado no es nada fácil de encontrarla. Es una seta sapófrita que se alimenta de materia orgánica muerta o en descomposición, por lo que no aparece siempre en los mismos lugares. Los sitios donde suele aparecer es en suelos donde existían antiguas carboneras, donde se acumula madera putrefacta y hay quien la ha visto sobre paja en descomposición.
Suele ser frecuente también en terrenos donde ha habido incendios forestales o movimientos de tierra. Además se tiene  que cumplir ciertas condiciones como en todas las setas y especialmente las de primavera como son: lluvias suficientes, ausencia de viento y temperaturas benévolas."

Fuente setamania.com

Como dice el dicho "nunca te acostarás sin saber algo nuevo", espero que os haya gustado y haber aprendido algo nuevo.

jueves, 6 de abril de 2017

FALLA CENTRO OCUPACIONAL SAN PASCUAL IBI 2017, JAPÓN

18 mm     f/4     1/80 seg.     ISO-5000

 24 mm     f/3.8     1/60 seg.     ISO-3200

 75 mm     f/5     1/4000 seg.     ISO-5000

50 mm     f/4.8      1/4000 seg.     ISO-5000

El pasado 24 de marzo (se tenía previsto el 17, pero hizo mal tiempo), los chicos, dirección y técnicos del Centro Ocupacional de San Pascual, de Ibi, tenían una cita en el parque de les Hortes, de nuestra localidad. Como cada año con la llegada de la festividad de San José, la ya tradicional falla que plantan estos chicos, cada año con más aceptación. La temática para este año era Japón. Los arcos tradicionales, los dragones, y los dibujos animados, que acompañaron mi niñez, adornaban esta impresionante falla. La verdad que es de mencionar el gran trabajo que realizan estos chicos y chicas de este centro, y la ilusión reflejada en sus caras. El resultado fue espectacular. La verdad es que fue una noche muy fría, pero mereció la pena esperar a la llegada de los bomberos, para ver la cremá de este fabuloso monumento fugaz, que fue devorado rápidamente por las llamas. Espero repetir el año que viene sin duda alguna. Buen trabajo y felicitaciones a todos los participes de este proyecto. Enhorabuena.